10 Cosas que suceden cuando los padres deciden permanecer juntos “por el bien de los niños”

Incluso el matrimonio más fuerte puede desmoronarse. Según las estadísticas, la probabilidad es que una de cada cuatro parejas termine divorciándose. Pero las cosas pueden complicarse bastante si la pareja tiene hijos. Por lo tanto, tienen que decidir si permanecer juntos por el bien de los niños es realmente la mejor opción o si es mejor seguir adelante con sus vidas por separado.

Genial.guru ha encontrado algunas consecuencias de sacrificar tu felicidad por los niños y algunos de estos aspectos son bastante alarmantes.

1. Los niños aprenden a conformarse con “lo suficientemente bueno”

Un niño ve en el ejemplo de los padres que estos no pueden alejarse de una situación estresante y están atrapados en viejos patrones de comportamiento. Entonces, aprenden que es demasiado difícil llevar una vida feliz y es más seguro conformarse con menos. Luchar por las cosas que te hacen feliz parece una tarea inútil y peligrosa que solo puede traer decepción.

Los padres deben enseñar a sus hijos que solo vivimos una vez y que deben aprovecharlo a pesar de todas las dificultades que se presenten. La vida no es fácil, pero eso no significa que debamos conformarnos.

2. Los niños pueden temer al futuro

Incluso si los padres pelean en privado, los niños notarán que algo anda mal y esto puede crear miedo al futuro. Ellos no saben que esto puede convertirse en un desencadenante que hará que sus padres se separen. También podrían estar preocupados de tener que tomar la decisión de con quién deberán quedarse cuando suceda la separación. Por lo tanto, pueden sufrir una falta de iniciativa y tener miedo de hacer cualquier cosa que pueda causar un colapso familiar.

La comunicación es la clave para la estabilidad emocional del niño. Los padres deben explicarle a su hijo lo que está sucediendo y demostrar que harán cualquier cosa para mantenerlo feliz.

3. Los niños pueden sufrir un comportamiento sobreprotector y controlador

Cuando el matrimonio se centra en los hijos, los padres pueden olvidarse fácilmente de sus propias vidas. Pueden comenzar a manipular a sus hijos o ser demasiado controladores, ya que renunciaron a su propia felicidad por la de ellos y, subconscientemente, quieren obtener algo a cambio.

Mientras que algunos padres pueden soltar fácilmente a sus hijos, otros pueden tener problemas de desapego, los cuales pueden volverse más graves a medida que el niño crece y no los necesita tanto como solía hacerlo.

4. Los niños no se sienten seguros

10 Cosas que suceden cuando los padres deciden permanecer juntos “por el bien de los niños”

Los niños pueden percibir el resentimiento y la incertidumbre de sus padres, por lo que pueden sentir que están sentados en una bomba de tiempo que podría explotar en cualquier momento. No sienten que sus padres puedan protegerlos de ningún peligro y no están seguros de que estos estarán siempre de su lado.

La principal responsabilidad de cualquier padre es proteger a sus hijos de cualquier problema, ya que ellos son demasiado pequeños para resolverlos, así como asegurarles que enfrentarán todos los cambios de sus vidas juntos.

5. Los niños sufren de estrés y de problemas de salud

Según un estudio, los niños que viven en un ambiente hostil, incluso si el conflicto entre los padres no es tan evidente, es probable que sufran de problemas de salud y problemas de desarrollo social. Los psicólogos sugieren que este estrés puede causar un desequilibrio hormonal, aumento de la frecuencia cardíaca, trastornos del sueño y algunos problemas psicológicos, como la depresión.

Incluso si los padres no arrastran al niño en el conflicto de pareja, esto no mejorará la situación: los niños pueden sentir la tensión de todos modos y sufrirán las consecuencias.

6. Los niños no ven un buen ejemplo de una relación de pareja

10 Cosas que suceden cuando los padres deciden permanecer juntos “por el bien de los niños”

Muchas familias transmiten su actitud hacia las relaciones de pareja de generación en generación. Cuando los niños crecen en este ambiente, puede ser muy difícil para ellos construir relaciones fuertes y saludables si les han dicho desde temprana edad que “la familia debe ser preservada pase lo que pase”. Sienten que su opinión y sus emociones no son lo suficientemente importantesy que tienen que hacer sacrificios para lograr una meta más alta. Lo que da como resultado que sigan estándares impuestos y no valoren su felicidad.

Recuerda que los niños siempre observan a sus padres y aprenden de ellos los conceptos básicos sobre el amor y conexión emocional que los ayudarán a tener una vida amorosa saludable cuando sean adultos.

7. Los niños pueden sentirse culpables

Cuando los padres deciden permanecer juntos, los niños pueden sentir que es su culpa que su papá y mamá sean infelices todo el tiempo. Además, pueden pensar que ellos son la razón de todos los problemas familiares. Los pequeños son extremadamente sensibles a las discusiones y es probable que se culpen a ellos mismos. Esto puede provocar una baja autoestima, problemas para dormir e incluso crear problemas de autolesión.

Los padres deben explicar que sus sentimientos el uno por el otro no afectan su amor por su hijo y que sus problemas personales no tienen nada que ver con ellos.

8. Los niños no aprenden a resolver conflictos

Los niños reflejan el comportamiento de sus padres. Si los padres permanecen en conflicto durante demasiado tiempo en lugar de resolverlo, los niños pueden proyectar este comportamiento en sus vidas futuras. Los niños aprenden a guardar silencio o simplemente expresarán sus emocionespero no resolverán los problemas. Con este tipo de patrones de comportamiento, pueden sufrir problemas de comunicación.

Los padres deben dar un buen ejemplo para ayudar a los niños a comprender que todas las relaciones tienen sus altibajos, pero es esencial encontrar un balance y asegurarse de que todos los miembros estén satisfechos con la decisión.

9. Los niños sienten que no tienen control sobre sus vidas

Los padres por lo general no les preguntan a sus hijos qué es bueno para ellos ni les permiten tomar decisiones por su cuenta. Por lo tanto, el niño puede sentir resentimiento y tensión, pero no tener ni idea de qué puede hacer para mejorar la situación. Esto puede influir de manera negativa en su autoestima y su capacidad para tomar decisiones en el futuro.

Por supuesto, no es necesario que el niño sepa todo acerca de los problemas personales de los padres, pero es mejor dejar que sientan que su opinión cuenta cuando se trata de asuntos familiares.

10. Los niños sufren de malos métodos de crianza

La crianza de los hijos es bastante difícil tal y como es. Pero es casi imposible prestar suficiente atención a un niño cuando los padres están bajo una presión constante tratando de salvar su matrimonio o viviendo con un cónyuge al cual no aman. La paternidad compartida con una pareja puede ser más fácil si los cónyuges ya no están juntos, ya que tendrán más tiempo para trabajar en sus propias vidas.

Llevar una vida feliz proporciona a los padres suficientes recursos internos para participar en la educación de sus hijos y no les hace sentir que están sacrificando su propia felicidad por el bien de los niños.

¿Alguna vez has tenido que tomar una decisión sobre quedarte con tu pareja por el bienestar de tus hijos? ¿Cuál fue el resultado? Siéntete libre de compartir tu experiencia personal en los comentarios.

Добавить комментарий

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!:

10 Cosas que suceden cuando los padres deciden permanecer juntos “por el bien de los niños”